Vilcabamba: Nuestro primer destino en Ecuador

  • Valle de Vilcabamba desde el Parque Nacional Podocarpus

Llegando desde el sur a Ecuador descubrimos una pequeña localidad en la sierra llamada Vilcabamba, que en kichwa significa Valle Sagrado. Muchos viajeros ya nos la habían recomendado, pero no fue hasta pasar un mes increíble en este paradisíaco y tranquilo lugar que descubrimos por qué tanto alarde de este rincón sureño.

Es muy probable que en el pueblo interactúes más con extranjeros, principalmente estadounidenses o canadienses, que con ecuatorianos. No solo es un lugar elegido por miles de viajeros de todo el mundo, sino que muchísimos de ellos visitaron el valle en los últimos años y vieron en él tanta belleza, productividad y tranquilidad que decidieron asentarse en Vilca de por vida.




El valle de los longevos

Ventana al valle de Vilcabamba, Ecuador

Es un lugar tan visitado por nacionales y turistas extranjeros que ha recibido incontables apodos como: “El valle de los longevos”, “El paraíso perdido”, “Isla de inmunidad para las enfermedades del corazón”, “El país de los viejos más viejos del mundo”, “Centro mundial de curiosidad médica y periodística”, “Isla de longevidad”, etc.

El valle de Vilcabamba está ubicado en el sur de la sierra ecuatoriana, y fue conocido cuando unos científicos comenzaron a estudiar los factores de la larga vida de sus habitantes, muchos de ellos sobrepasan los cien años. Desde entonces, diversas teorías hablan de las bondades del clima primavera, la limpieza del aire, el ejercicio físico y su dieta basada en poca grasa y su alto contenido de fibra y magnesio, y la pureza del agua.

Nuestra llegada a Vilcabamba

Llegamos un 25 de noviembre luego de 5 días de viaje en bus desde Argentina, pasando por Chile,  Perú y finalmente Ecuador, sí, verdaderamente un viaje muy largo. Llegados a Vilcabamba y luego de algunos intentos fallidos buscando el hogar de nuestros primeros hosts de voluntariado, llegamos a lo más alto! Nos adentramos en el medio de la montaña, subiendo casi 3000 metros de altura (2 horas de caminata o más…), disfrutando de los más bellos atardeceres, vistas panorámicas increíbles, un clima ideal (aunque bastante lluvioso de noviembre a marzo) y comiendo muchas frutas que nosotros mismos cosechábamos y que jamás habíamos probado. Estábamos ni más ni menos que en medio del Parque Nacional Podocarpus, un área inmensa llena de vida, vegetación y fauna. Justo lo que estábamos buscando!

Nos aventuramos en este pueblo planeando muy bien todo, hicimos dos voluntariados increíbles que pronto les contaremos en futuros posts.

Pareja observando en Cerro Mandango en Vilcabamba, Ecuador

Qué hacer en el pueblo

Si bien la localidad es bastante pequeña aún mantiene su encanto de los años 50. “El centro” como le dicen (o la plaza principal) es realmente precioso, bien cuidado y ornamentado, una fuente de agua en el medio, luces de colores por la noche y una hermosa catedral justo en frente que se puede visitar. Al ser un lugar meramente turístico hay muchas opciones gastronómicas, de hecho, hay mucha gente de pueblos aledaños que deciden visitar Vilcabamba durante los fines de semana por su exquisita comida y variedad. Pueden encontrar cocina típica ecuatoriana, como las deliciosas humitas, caldo de gallina criolla, jugos o helados de coco y naranjilla, jugo de caña, el tradicional repe lojano (una sopa espesa a base de avena, plátano verde y más…), dulce de guayaba, entre otros. También se hace presente la cocina peruana, incluso árabe e india, algunos restaurantes han optado por una opción de alimentación más consciente, por lo que hay buenas opciones para los vegetarianos. Como siempre no pueden faltar las cafeterías y yogurterías, lugares que abundan en todo Ecuador. Además, encontramos muy rica cerveza artesanal, de casualidad conocimos a un argentino asentado en el pueblo desde hace algunos años que hace una cerveza exquisita y pizzas increíbles! Pueden visitarlo en Donde Bava.

Centro de Vilcabamba, Ecuador

Una de las tantas pintorescas veredas en el Centro

Cada sábado y domingo se congregan las comunidades agrícolas para centrarse en la plaza de la terminal terrestre y ofrecer las mejores frutas y verduras orgánicas de la zona.

Alejándonos unos metros de la plaza central se encuentra uno de los arroyos del río Chamba, el cual se une con uno de los senderos ecológicos que tiene la ciudad. Recomendamos que aproveches un día soleado, lleves comida, protector solar y una malla para darte un baño en las refrescantes aguas de los ríos.

A pocos kilómetros del pueblo también se puede visitar el área de recreación Yamburara, la cual es un pequeño zoológico que exhibe animales locales: una variada gama de aves como águilas, guacamayos, loros pavo real, y mamíferos como monos y el llamativo oso de anteojos. Esta área recreativa también cuenta con juegos infantiles, camping, piscina, canchas deportivas y lugares con hornitos de cemento donde cada uno se puede preparar su propia comida. Se puede ingresar de 8H00 a 18H00 de lunes a domingo, el costo es de $0.75 centavos de dólar (precio actualizado a marzo de 2018)

Niños bailando en festival

Niños bailando en el Festival Musical

Reserva Natural Rumi Wilco

Se trata de un proyecto inaugurado en el año de 2000, es un espacio pequeño de 40 hectáreas que alberga a una de las especies de árboles más restringidas y enigmáticas del Ecuador: el Huilco (Anadenanthera colubrina). Se encuentra muy cerca del pueblo, a unos 15 minutos a pie. El propósito principal es mantener una ecología autosustentable y demostrar que la convivencia humana con los ecosistemas naturales es, no solo posible, sino también beneficiosa, tanto en calidad de vida como en sentido económico.  Esta reserva cuenta con diversos senderos interpretativos autoguiados y alojamiento ecológico. El valor de la entrada es de USD $2 por persona (precio actualizado a marzo de 2018), entrada válida hasta para tres visitas y esta abierto todos los días durante las horas de luz solar (7 a.m. a 18hs aproximadamente). Si quieren conocer un poco más de los fundadores de la historia de esta reserva pueden ingresar aquí.

Pájaro negro, fauna ecuatoriana

Parque Nacional Podocarpus

Bueno, se preguntarán ¿y cómo hicieron estos chicos para quedarse 10 días en un Parque Nacional protegido? Muy fácil, Yves y Khristine nos abrieron las puertas en su comunidad Sacred Sueños y tuvimos la dicha de disfrutar con ellos la vista desde sus hogares, su estilo de vida, sus huertas, proyectos, y mucho más! Necesitábamos un lugar así para comenzar nuestro viaje, distendernos, respirar aire puro y conectar con la naturaleza y nosotros mismos. Sin dudas no nos equivocamos, nos recibieron con los brazos abiertos. Trabajamos con ellos colaborando en sus actividades diarias y a cambio de nuestra colaboración recibimos los mejores atardeceres de la sierra ecuatoriana y un sinfín de experiencias nuevas. (Pronto dedicaremos un post completo sobre este voluntariado)

Desde allí, en los ratos libres, pudimos explorar los alrededores del maravilloso Podocarpus, la biodiversidad que se aloja en estas sierras es impagable, tiene una flora única que cuenta con más de 4.000 especies de plantas.

flor de hibiscus rosa

Alguno de los recorridos más visitados es una cascada llamada El Palto, donde pueden contemplar y refrescarse; debemos advertirles que es una caminata larga, pero muuuuy larga desde el pueblo, y sinceramente no es una cascada muy impresionante que digamos durante esta época del año, pero si les gusta el trekking, está bien. Además pueden alquilar caballos con un guía que los llevará a la cascada. También hay muchas lagunas dentro del parque, las más conocidas son las Lagunas del Compadre, un lugar muy bonito, donde pueden tener la suerte de ver a los osos de anteojos, especie típica de la zona, también podrán encontrarse otros mamíferos como tigrillos, jaguares y pumas. También es un recorrido muy duro y largo, hay que tener varias cosas en cuenta antes de salir. Por ejemplo: a las 18:30 ya no podes contar con luz del día (eso significa que hay que salir bien temprano ya que son por lo menos 5 horas de caminata desde el pueblo), comida, repelente, protector solar, ropa cómoda (e impermeable en lo posible) y bolsa de dormir, ya que al llegar a las lagunas tendrás que quedarte en un refugio. Es una tarea casi imposible ir y volver en el día.

El Parque Nacional Podocarpus se extiende tanto pero tanto que abarca varias ciudades de la provincia de Loja, por lo que hay diversos accesos, si querés saber más sobre esta maravillosa Área Natural Protegida, te recomendamos que ingreses en este link.

Cascada El Palto, Parque Nacional Podocarpus

Nuestros amigos canadienses Liane y Louis en la cascada de El Palto



 

Cerro Mandango

Una de las joyas de Vilcabamba es el Cerro Mandango, que significa “Dios Acostado”. Se logra apreciar desde casi cualquier punto de la zona y es realmente hermoso. Andrés lo vió apenas entramos a Vilca y enseguida supo que teníamos que subir. La caminata al cerro es bastante accesible, se tarda alrededor de 40 minutos o una hora en ascender, la entrada es libre y gratuita. Pueden alquilar un burro o caballo con un guía si así lo desean, pero la verdad es que pese a ser un camino bastante empinado, no es tan difícil.

En este momento me gustaría hacer un apartado, ya que una de nuestras compatriotas viajeras de 1000 Códigos Postales tuvo una experiencia bastante traumática. Creo que es importante apoyarnos entre nosotros, ya que muchas veces, como le paso a Andrea, las autoridades hacen oídos sordos. Andrea sufrió un asalto en plena cúspide, donde la paso muy muy mal, pueden leer su testimonio aquí… Afortunadamente esta viva para contarlo y advertir a otros viajeros, pero lo cierto es que esto suele suceder con frecuencia en el ascenso al Mandango y las autoridades del pueblo y la provincia prefieren hacer oídos sordos y no advertir a los viajeros o turistas, ni mucho menos hacerlo público.

Viajeros, no vayan solos, vayan de mañana en lo posible, realmente vale la pena, nosotros corrimos con la suerte de contar con un día hermoso y no nos pasó absolutamente nada. Eso sí, nos quemamos muchísimo y probablemente nos insolamos, que las nubes no los engañen y pónganse protector solar, aunque llueva, el sol ecuatoriano es muy hostil y engañoso.

Esta travesía fue el broche de oro que coronó nuestra estadía en esta hermosa localidad. Es una vista panorámica imponente de todo el valle, recomendamos mucho hacer esta caminata, es rápida, fácil y con el premio de una vista excepcional!

Cerro Mandango, Vilcabamba, Ecuador

Cómo llegar

Bus

Desde la ciudad de Loja, capital de la provincia homónima, se puede tomar un bus en la terminal terrestre por USD $1,25 (precio actualizado a enero de 2018), salen cada media hora o 40 minutos. También paran en casi cualquier lado de la ruta, eso es lo bueno de los buses en Ecuador, así que si estás en otro lugar de la ciudad o en un pueblo aledaño solo tenés que acercarte a la ruta E682 (Vía Colectora Loja-La Balsa) y parar un bus que tenga como destino Vilcabamba. El bus se tarda aproximadamente una hora.

Taxi

También está la opción de los Taxis Ruta, podés preguntarle a la gente para que te recomiende alguno, el precio es más alto (no sé cuánto exactamente pero no creo que sea menos de USD $3,00) pero vas a llegar más rápido, ya que como dije anteriormente, los buses paran en todos lados, TODOS.

Autostop

Si viajás a dedo (autostop) solo te resta ubicarte en algún sector de la vía E682, te recomiendo que sea cerca del redondel (rotonda) de la Universidad Nacional de Loja, y si podés alejarte un poco más mejor, más posibilidades que te levanten. Los lojanos suelen ser muy amables, solo resta un poco de paciencia.




Mapa de Vilcabamba

Nuestra experiencia

Amamos Vilcabamba, volveríamos otra vez sin dudarlo! Tuvimos experiencias hermosísimas en este espectacular valle serrano. Desde nuestros dos voluntariados, pasando por la biodiversidad del Podocarpus, el imponente Cerro Mandango, la exquisita comida, la cordialidad de su gente, ABSOLUTAMENTE TODO! Se van a sentir como en casa, en un pueblo donde se respira buena energía, buena onda, mucha tranquilidad y alegría al mismo tiempo. La gente es despreocupada, el clima es más que ideal (siempre oscila entre los 12 y 28 °C), hay mucho que recorrer y en el pueblo podés abastecerte de todo lo que necesites. Sin duda fue un gran acierto, primero que nada, haber elegido Ecuador que es un país increíblemente natural y hermoso que no nos deja de maravillar a cada paso, y segundo, empezar por este bellísimo valle serrano en Vilcabamba.

Y por último, queremos compartir el video que le dedicamos a este precioso valle ecuatoriano, que lo disfruten!

 

Servicios básicos de Vilcabambaservicios Andacollo

 

DEJANOS TU OPINIÓN Y DUDAS EN LA CAJA DE COMENTARIOS
Si el artículo te resulto útil, suscribite para recibir avisos de nuevas publicaciones o seguinos en  Facebook, InstagramYoutube
¡GRACIAS! 
Like Pájaros Volando
Por |2018-03-25T14:00:16+00:00marzo 24th, 2018|Diario de viaje, Ecuador|Sin comentarios

Deje su comentario